Noticias


MPCH CLAUSURA CUATRO ESTABLECIMIENTOS COMERCIALES POR NO CUMPLIR CON NORMAS SANITARIAS

martes 12 de Septiembre del 2017

Continuando con la vigilancia sanitaria y supervisión de restaurantes y hospedajes en nuestra ciudad; la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCh) a través de las subgerencias de Sanidad y Vigilancia Sanitaria, y Fiscalización, clausuró por siete días cuatro establecimientos comerciales, por incumplir con las disposiciones municipales.

 

Se trata del restaurante “Limones & Sabores”, situado en la avenida Luis Gonzáles N°338; de las cevicherías “Toys’s”, ambas ubicadas en la cuadra 10 de la calle Pedro Ruiz, y del hospedaje “Paulo Coelh’o”, localizado en la avenida Luis Gonzáles N° 532, de donde se decomisó un colchón por encontrarse en condiciones antihigiénicas.

 

En el caso del restaurante, los inspectores sanitarios detectaron que, en la congeladora se guardaban alimentos crudos, precocidos y de consumo directo, lo que generaría una contaminación cruzada; es por ello que se aplicó una multa del 20 % de la Unidad Impositiva Tributaria (UIT), y se procedió al cierre temporal.

 

La cevichería “Toys’s”, ubicada en la avenida Pedro Ruiz N° 1097 fue clausurada e infraccionada con el 10% de la UIT, debido a que, los servicios higiénicos carecían de implementos de limpieza (jabón, toalla para secado, papel) así como por la falta de mantenimiento. Similar situación se observó en un segundo local -de la misma empresa- ubicado en la avenida Ruiz N° 1090, en donde los especialistas de sanidad detectaron que la campana extractora y las paredes del área, no reunían las condiciones higiénicas; lo que generó el cierre temporal y una papeleta del 15 % de la UIT. Cabe señalar que, en ambos casos, el personal que atendía no contaba con la indumentaria adecuada.

 

Finalmente, el personal de la MPCh decomisó un colchón del hospedaje “Paulo Coelh’o”, al encontrarlo sin su protector y en condiciones antihigiénicas. Asimismo, los servicios higiénicos del primer nivel, se encontraban en pésimo estado de mantenimiento, por lo que tuvo que ser clausurado temporalmente e infraccionado con el 30 % de la UIT.

 

El subgerente de Sanidad y Vigilancia Sanitaria, César Fenco Custodio, señaló que este operativo obedece a una reinspección, debido a que algunos de estos establecimientos se encuentran tramitando su certificado de salubridad, y a pesar que oportunamente se le informó sobre las observaciones que faltaban subsanar, los propietarios no las corrigieron.

 

Más imágenes

Más noticias